lesbianas

Reclutando chicas lesbianas

Compartir:
5 (100%) 1 vote

Muchas son las chicas lesbianas que se dedican a la práctica del escorting por diversión, yo pienso que esto es simplemente arriesgarse a tener sexo con pendejas, en mis mejores días fui lo que llaman un “chulo” y a diario veía como estas chicas lesbianas me buscaban para iniciarse dentro del negocio, por supuesto que las aceptaba, conocía a muchos imbéciles que pagarían muchísimo por tener sexo con pendejas como ellas. Ya verán de qué les hablo.

LA DIFICIL VIDA DE LOS CHULOS

Llevar una plaza no es fácil, mucho menos para un chulo, uno tiene que lidiar con cosas como si las mujeres vienen o van, con quienes salen, a donde las van a llevar y todo ese tipo de cosas, siempre me encuentro estresado y nunca encuentro con qué desahogarme. Tener sexo con pendejas como estas no es LA OPCIÓN, pero cuando no hay otras es la única.

Todo paso un día de semana, creo era martes, estábamos apretados, mucho trabajo y pocas putas, en eso me llegaron unas chicas lesbianas queriendo experimentar dentro d nuestro mundo. Me cayeron del cielo porque las necesitaba, pero en lo personal hubiese preferido que no se hubiesen aparecido por allí ese día.

Aproveche la situación y les dije que en este trabajo se hace mucho de todo y que no siempre los clientes serian de su gusto, ellas parecieron entender y entonces proseguí a sacar provecho del momento. En principio deben hacer una especie de casting ¡No puedo ofrecer un producto que no conozco!, este tipo de chicas por lo general es muy complaciente en todos los aspectos porque eso requiere la profesión, ellas estuvieron de acuerdo porque tal vez habían averiguado sobre el tema antes de venir, ¡al menos son inteligentes! Pensé.

Articulos relacionados:  ¡Pijas grandes! No cualquiera puede con ellas

Pasamos a una habitación y solas les dije que en esta oportunidad nos haríamos la idea de que yo era un cliente que había pedido por ambas para unas horas de placer, coger con lesbianas es un desafío y ese día mi mente estaba un poco distraída. Comenzaron a desvestirse y note que ambas tenían unos cuerpos envidiables por cualquier mujer. Eso despertó mi morbo en segundos, quise observarlas, las lesbianas son muy creativas.

Empezaron a toquetearse entre ellas en principio muy tímidamente, y poco a poco entre caricias y besos fueron entrando en calor olvidándose de que yo estaba ahí en la esquina observando con atención, si algo bueno tienen estas putitas es que pueden hacerte entrar en un trance donde tu sexualidad depende de sus actuaciones. Comencé a masturbarme y una de ellas se dio cuenta ¿por qué no te unes? Me dijo, sonreí y le dije que no es posible para el chulo mantener relaciones con las escorts que maneja, es poco profesional hacerlo.

Ella soltó una carcajada y dijo ¡será que no crees poder con nosotras, porque el solo hecho de masturbarte en una entrevista es falta de profesionalismo a mi parecer! Y siguió chupando las tetas de su amiga, ¡qué rico ese momento! Yo no supe cómo reaccionar su tenacidad al decirme esas palabras hizo que mi pene se endureciera aún más.

Me levanté de la silla y quise acercarme a ellas en el momento que una de ellas le practicaba un intenso oral a la otra, me pose detrás de su espalda y ella levantó el culo como ofreciéndolo, mi pene erecto sobre sus nalgas que se proclaman de una mujer se sentía extasiado ¡YO ME SENTIA EXTASIADO! Cuando la penetré todas mis preocupaciones desaparecieron, esa vagina parecía virgen de penes pero sus movimientos evidenciaban lo contrario. Las chicas lesbianas a veces te sorprenden aun cuando no son lesbianas en realidad.

Una respuesta a “Reclutando chicas lesbianas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *