intimidad

Intimidad y habladuría

Compartir:
Votar este Articulo

La sensualidad varia de donde la vean, de donde se busque, de lo que se quiera, unos tacos le dan la elegancia a una mujer, solo imagínense el hecho de estar con una mujer en su naturalidad, que sea una dama con ropa y una dama sin ropa y una escort, en tacos altos, una personal, de esas que solo tú puedes manejar, las que están dispuestas solo a complacerte en su totalidad.

MAS ALLÁ DE UN MOMENTO

Intimidad

Una entrega, un momento donde la lujuria y la maldad reinen, donde solo se encuentren los cuerpos en cuestión, en una pareja al momento de tener intimidad debe prevalecer la complicidad, la gestión de jugar entre sí, porque el juego de vestimentas es visto como una ridiculez o incluso una exageración.

Comportarse como una dama ante la sociedad, pero en la intimidad con su pareja una escort, este es el miedo que tienen muchas mujeres, ¿realmente saben lo placentero que es el encuentro sexual?, la realidad es que la elegancia no solo se ve en la mujer, su apariencia física importa mucho, para muchas personas se les hace más atractivo unos tacos altos, que una falda corta o un descote.

Un juego sexual puede ser la manera donde se activan mas sentidos que en la misma relación habitual, la cotidianidad a veces simplemente aburre, por que no experimentar con un juego, un disfraz, una temática para hacer del encuentro mas esperado y ameno que podemos tener una experiencia única, una y otra vez.

Hace un tiempo decidí experimentar dichos juegos, no creía que iban a ser tan deliciosos, simplemente pensé que solo seria sexo y ya, aunque el deseo no desaparece, aunque se este saliendo de este momento, aunque simplemente se considere perfecto.

Articulos relacionados:  Un masajito en manos expertas para salir de la rutina

Por que no tomar en cuenta los apodos, se imaginan el hecho de que con la sensualidad natural que radica una mujer, se decida a conquistar, seducir y sobre todo excitar a su pareja y que diga la frase que tanto se espera por la otra persona, conviérteme en tu escort, ¿qué tanto les excitaría eso? Se podría llegar al clímax con solo un juego de palabras, con solo el encuentro de los labios moviéndose gestionando frases seductoras.

No sé, pero simplemente unos tacos altos, son para mí la perdición en cualquier sentido si de cautivar la atención de todos los sentidos se trata, ¿Por qué volvemos una experiencia tan increíble un momento de simplicidad?, deberían existir leyes que exijan que en el momento sexual se debe pasar más que solo por el coito y listo, se acabó.

La facilidad con la que se me da hablar de sexo es la facilidad que ocasiona de que la atracción por otra persona llegue a ser tan difícil, no cualquiera te motiva al tal punto de entregarte en mas que en cuerpo en alma, tanto, así como para exponer los deseos que solo tu mismo conoces.

Simple, es tan simple saber como puedes llegar a tu clímax pero es tan difícil saber como expresarlo sin juzgar, encontrar esa persona que te complazca de tal manera en lo sexual, esa persona que no le importa montarse en unos tacos o convertirse en una prostituta para poder satisfacerte.

El sexo, el acto con mayor antigüedad, el pecado mas divino de cometer, ese momento, acompañado de una buena compañía y de un buen juego, unas buenas palabras, unas formas exquisitas para hacerla, innovar, ¿se quedarían con las ganas de experimentar solo por que la otra persona no sepa tus verdaderas intenciones, una combinación de sentimientos, de deseos, de pasiones, una unión perfecta de dos cuerpos.

Una respuesta a “Intimidad y habladuría”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *